7 hábitos para mejorar tu productividad en Sitel

El siguiente artículo es básicamente un resumen de uno de los Best Sellers de Stephen Covey “Los 7 hábitos de las personas altamente efectivas”. Pensamos en compartir este libro con vos con el objetivo de que utilices estos hábitos para mejorar tu productividad en el trabajo y que esto te ayude a alcanzar tus metas.

Podés ir pensando cómo aplicar estos hábitos en tu día a día conforme los vayas leyendo, aquí los enumeramos y te damos una breve explicación sobre ellos.

El hábito de la proactividad:

Este hábito te da la libertad para poder escoger tu respuesta a los estímulos de tu ambiente laboral. En otras palabras, es aquella actitud que de forma activa te lleva a responsabilizarte de tu conducta y tus acciones. Ser proactivo implica tomar la iniciativa en el desarrollo de tus tareas. Es decir, ser responsable, respetuoso y siempre estar dispuesto a dar lo mejor de vos mismo.

En el ámbito laboral, la proactividad es muy apreciada, así que practicarla te va a traer muchos resultados positivos.

Comenzar con un fin en mente:

En un sentido amplio, tener una meta clara hace posible que la vida tenga una razón de ser. Tener siempre en mente esta meta permite tomar acciones dirigidas a lo que verdaderamente es significativo. En otras palabras, debés mantenerte siempre enfocado en lo que querés lograr. Por ejemplo, si tu meta es bajar 1 kilo este próximo mes, cuando tengas opciones de comida, recordá tu objetivo y –si sos proactivo– vas a evitar comerte una hamburguesa doble con queso y extra de tocino, en su lugar vas a preferir algo más saludable aunque no sea realmente de tu antojo.

En el ámbito laboral funciona de la misma manera. Evitá, en la mayor medida posible, todas aquellas distracciones que te vuelven menos productivo y procurá terminar tus tareas lo antes posible.

Poner primero lo primero:

Te permite salir de la tiranía de lo urgente para liberar tu tiempo. Es la disciplina de llevar a cabo lo importante, lo cual te permite convertir en realidad aquella visión de la que hablamos en el hábito 2. Si ponés primero lo primero tendrás cubiertas las tareas más importantes de tu trabajo, y como consecuencia te liberarás de un gran estrés. A la larga, rendirás mejor e incluso dispondrás del tiempo para dar la milla extra en tu trabajo.

Pensar en Ganar-Ganar:

Practicar este hábito te permite desarrollar una mentalidad de abundancia material y espiritual, pues cuestiona la premisa de que la vida es un “juego de suma cero” donde para que vos ganés alguien tiene que perder.

Mmm ok, eso sonó como pura palabrería, pero si lo analizamos lo que quiere decir es que es mejor decirle “NO” a una oportunidad donde no está claro el beneficio de ambas partes. Embarcarte en algo que a mediano o largo plazo será perjudicial para alguno no es una buena idea. Lo mejor es incentivar un ambiente laboral de colaboración, donde tu éxito sea el del equipo y viceversa.

Buscar entender primero y ser entendido después:

Es la esencia del respeto a los demás. La necesidad que tenemos de ser entendidos es uno de los sentimientos más intensos de todos los seres humanos. Este hábito es la clave de las relaciones humanas efectivas y posibilita llegar a acuerdos de tipo Ganar-Ganar. No necesita mayor explicación, pero si tuviéramos que ponerlo en palabras sencillas sería como siempre “ponerte en los zapatos de los demás”.

Sinergizar:

Sinergizar es el resultado de cultivar la habilidad y la actitud de valorar la diversidad. De este hábito podemos deducir dos cosas, la primera es que debés estar siempre abierto a nuevas ideas, y la segunda es que debés reconocer el trabajo de los demás. Un ejemplo real sería este blog, dónde contamos con la ayuda de un equipo de personas, cada uno aportando sus ideas y conocimientos únicos para hacerlo posible. El logro del trabajo en equipo y la innovación son el resultado de este hábito.

Afilar la sierra:

Este es el último, pero no por eso menos importante de los hábitos. Quiere decir que debés siempre usar la capacidad de renovarte física, mental y espiritualmente.

Es lo único que te permite establecer un equilibrio entre todos los aspectos de tu vida, a fin de ser efectivos en los diferentes papeles (roles) que desempeñés. Descansar lo suficiente y premiarte por tus logros es sumamente importante para que estés siempre listo para afrontar los retos de tu trabajo, y en general en tu vida.

Esperamos esto pueda servirte para comenzar a construir relaciones interpersonales que te permitan llevar tus habilidades a otro nivel. Para mejores resultados, poner en práctica estos hábitos tiene que hacerse como el conjunto de un todo y no cada uno de forma individual. Empezá a ponerlos en práctica y vas a notar la diferencia enseguida.

Leave a Response